Cineterapia: La telebasura mata

Cineterapia: La telebasura mata

Soy consciente de que el propio titular de esta entrada es sensacionalista, pero ahora que he atraído vuestra atención podemos centrarnos en la parte de verdad que tiene. Vivimos en un mundo lleno de cosas con el apelativo “basura” Comida-basura, tele-basura, música-basura, literatura-basura, arte-basura… Y todos hemos consumido estos productos alguna vez. De hecho, a veces lo pasamos hasta bien con ellos. La comida basura está rica y la telebasura es divertida, pero no por eso perdemos la perspectiva de lo que es. No tiene nada de malo en su justa medida y es sano reconocerlo, la frivolidad tiene su punto y es necesaria en este mundo, de lo contrario sería muy gris. Este blog puede ser considerado basura por muchos (espero que no demasiados) pero lo podemos pasar bien con él.

Cineterapia: La telebasura mata

¿Pero qué pasa cuando sientes que la basura lo impregna todo? que te deprimes. No es una sensación muy positiva, desdeluego. Eso fue lo que debieron sentir los protagonistas de estas historias que os voy a contar hoy, para que sirva de “cineterapia” y reflexionemos todos sobre lo que estamos haciendo.

Cineterapia: La telebasura mata

La primera es totalmente real y la segunda una película oscarizada y alabada como una de las mejores representantes de los medios sensacionalistas. Lo vamos a aderezar todo mencionando más películas, y las que nos queráis dejar en los comentarios de esta página, que para eso estamos.

Christine Chubbuck y su suicidio en directo

La he conocido hace poco gracias a la película Christine (2016) con Rebecca Hall encarnando a este personaje que os prometo que os fascinará.

Cineterapia: La telebasura mata

Fue en los años setenta cuando la televisión empezó a dar un giro hacia el sensacionalismo. Ya no bastaba con dar las noticias, sino que había que ofrecer espectáculo. La tele era muy popular y las cadenas crecían, por lo que la competencia comenzaba a ser muy acuciante.

En este contexto, la periodista Christine Chubbuck, una mujer a punto de cumplir 30 años, sorprendió al mundo cuando la mañana del 15 de Julio de 1974 soltaba este discurso ante la cámara del telediario:

Cineterapia: La telebasura mata

«De acuerdo a la política del Canal 40 de brindarles lo último en sangre y entrañas a todo color, están a punto de ver otra primicia: un intento de suicidio»

Cineterapia: La telebasura mata

Después puso una pistola en su cabeza, y se disparó, cayendo en el suelo y dejando a todo el mundo boquiabierto. Hubo espectadores que llamaron al 911 directamente, y muchos otros que llamaron a la cadena creyendo incluso que era una broma retorcida. Pararon el directo instantes después del disparo, y aquella cinta desapareció en la historia. Christine murió en el hospital 14 horas después.

La policía retiró la cinta por mandato judicial después de la petición que hizo la familia. Fue entregada a su madre, fallecida en 1994, quien la mantuvo en paredero desconocido incluso para sus otros hijos, probablemente la destruyera. Hay un trabajador de la cadena que declaró que Christine le pidió que grabara ese día, pero no se ha demostrado la existencia de esa copia. Parece ser que la única la conservó el director de la cadena hasta su muerte, pasando a su viuda, quien dice que la conserva en la caja fuerte de un despacho de abogados. Aunque lo más probable es que ya no pueda reproducirse por el daño irreparable del paso del tiempo. Tened en cuenta que en esa época no había VHS, nadie pudo grabarlo en su casa, y se trataba de una cinta cuádruplex de dos pulgadas, muy sensible a no ser reproducible hoy día, 43 años después.

Cineterapia: La telebasura mata

La cadena nunca volvió a emitirla (por recomendación de sus abogados) y nunca nadie la ha vuelto ver. Pero he comprobado con asombro cómo hay diversas Webs que afirman tenerla como anzuelo para que se visiten. Hay gente que dice tener el audio nada más. Cuidado, no es más que una estafa, y lo peor, te hallarás a ti mismo queriendo ver un vídeo tan horrible, del que no hay necesidad de conocer más allá de su historia. Reconozco que yo quería verla, me avergüenza un poco. Sin embargo, después de conocer la historia, ya no la vería, por mucho que una vocecita morbosa y curiosa me lo dijera en mi cabeza. ¿Qué aportaría? no tiene importancia. Lo importante es el porqué de las cosas.

Cineterapia: La telebasura mata

¿Por qué lo hizo? Es un misterio. Sólo ella lo sabía. Quizás fuese la inmensa frustración que debía sentir. Su trabajo, su vida familiar, su vida personal, la falta de alguien especial en el plano sentimental… todo debió angustiarla tanto que sintió que la única manera de hacer algo que perdurara en el tiempo, fuera atentar contra su vida. Es injusto que a Christine se la vaya a recordar sólo por eso. Hay que ver la película para entenderlo.

Cineterapia: La telebasura mata

La realidad es que era una solitaria que había luchado contra la depresión toda su vida. No era una chica popular, nisiquiera había tenido novio nunca, aunque lo intentó un par de veces saliendo con algún chico, pero no fué bien. Era virgen, y no se avergozaba de ello, haciendo incluso bromas sobre eso, relativizando su soledad. En unos ensayos se presentó a si misma como “Pristine Buttocks” (Nalgas vírgenes)

Era una mujer con inquietudes y solidaria. Había estudiado artes teatrales durante un año, le encantaban las marionetas, había hecho unas a mano y las usaba trabajando como voluntaria en un hospital infantil para niños enfermos mentales. Incluso a veces las sacó en su programa y lo curioso es que el revólver que utilizó lo guardó dentro de su bolso con las marionetas la misma mañana en que se mató.

Cineterapia: La telebasura mata

Hay 3 hechos que fueron las últimas gotas en colmar su vaso:

  • La falta de reconocimiento en su trabajo: No era una buena época en general para las mujeres trabajadoras. Aunque fue contratada como reportera, fue propuesta para presentar un programa matinal. Pero se trataba de un “soft news”, las típicas noticias locales aderezadas con pequeñas entrevistas y coloquios. Lo que le hubiera gustado es hacer una entrevista a personajes como Richard Nixon, como se muestra al principio de la película, pero ese tipo de privilegios solían llevárselos los hombres. Además a su jefe pronto no le bastó con dar noticias, sino que había que dar espectáculo. En la película se muestra cómo le instan a entrevistar a “la mujer gallina” … el mote lo dice todo… Bienvenido a lo freaky.
Cineterapia: La telebasura mata

 

  • La decepción con un compañero de trabajo del que estaba enamorada: Cuando finalmente se atrevió a ir a cenar con él, su interés no pasó de lo profesional con ella. Y un día descubre que está liado con la chica de los deportes, que encima era una de las pocas con las que se llevaba bien. Un golpe a su vanidad.
Cineterapia: La telebasura mata

 

  • Un quiste en su ovario que obligaba a extirpárselo: Su médico le dijo que probablemente no tendría hijos si no se quedaba embarazada en un plazo de unos dos años. Fue duro, porque ella quería… aunque le faltaba un compañero para eso. El tiempo le angustió.
Cineterapia: La telebasura mata

Tres puntillas para su estocada final.

Con este background, un día fue a hacer una entrevistas con la policía sobre suicidios. Ella se interesó por la manera mejor para suicidarse y el jefe de policía le contestó que lo mejor era usar un revólver con las balas perforadas en la punta, y ponérselo en la parte baja de la cabeza, no en la sien.

Cineterapia: La telebasura mata

Semanas antes del suceso, compró ese revólver. También habló con su compañero sobre lo que sería suicidarse en directo. Todo fue friamente pensado. Escribió el guión que iba a leer delante de la cámara, donde incluso decía que moriría 11 horas después (fueron 14) como una pasmosa premonición.

¿Qué películas se han estrenado sobre ella? Pues en 2016 coincidieron dos en el Festival de Sundance, una de ellas un documental “Kate plays Christine” y la que ya hemos mencionado, “Christine”

Cineterapia: La telebasura mata

La primera no es más que un documental sobre una actriz que interpreta a la reportera, recreándose sobretodo en el suceso que marcó su historia, y en lo difícil que es intrepretar a alguien tan complejo como ella.

Cineterapia: La telebasura mata
Cineterapia: La telebasura mata

La segunda es mucho más interesante porque describe su marco emocional en las últimas semanas. Habla de todas sus frustraciones y retrata a una Christine desde un punto de vista más humano. Rebecca Hall hace un buen trabajo y su compañero de reparto, Michael C Hall, es un buen parteneaire en el papel del presentador del que se había enamorado.

Cineterapia: La telebasura mata

Aunque hay algunos aspectos de su vida que en la película no se tratan, como la estrecha relación que mantenía con su hermano. Él declaró que su hermana llevaba años luchando contra la depresión, que sus padres se habían gastado mucho dinero tratándola y que guardaron silencio por temor a que su hija fuera despedida al conocerse estos problemas.

Cineterapia: La telebasura mata

Lo que sí se retrata es la relación que había con su madre, con la que vivía. Ella era su mejor amiga. No se habla del padre, que murió en 2002. Sus padres se separaron y en la película podemos ver a la madre intentando rehacer su vida con otro hombre, que, porsupuesto, no entiende los cambios de humor de Christine. Esta nueva relación de su progenitora llena de celos a su hija, como cuando tu amiga del alma se echa novio y sientes que se ha olvidado de tí. Puede que envidiara que su madre sí fuera capaz de mantener relaciones con hombres, cosa que a ella, sobretodo después de saber que no podría ser madre si no se daba prisa, le frustraba.

Cineterapia: La telebasura mata

Hay una escena que es mi favorita. Es cuando Chistine y su compañero, que le había preguntado si quería ir a cenar (más por sacarla de su rutina de no relacionarse con la gente de la oficina que porque le gustara como posible pareja) salen una noche y terminan llendo a una terapia de grupo de autoayuda, del tipo alcóholicos anónimos pero para gente con ansiedad o simplemente que buscaba apoyo psicológico.

Cineterapia: La telebasura mata

Allí Christine no se siente muy cómoda al principio, con todas aquellas sonrisas y abrazos, amabilidad forzada y autocondescendencia. Pero hacen un juego. Se agrupan por parejas, se sientan uno frente al otro y se comentan inquietudes siguiendo una fórmula: Empezar todas las frases con un quisiera y expresar un deseo. El otro le contesta con una posible manera de llegar a lo que quiere, con esta frase: Y por qué no …. (haces esto, pides esto, actúas así…) De esa manera quizás la persona llegara a conclusiones a las que no habría llegado sola, de no ser por el punto de vista de un tercero desconocido.

Ella dice: Quiero que me asciendan en mi trabajo. Su compañera responde: ¿Y por qué no hablas con tu jefe? Ella contesta: Ya lo he hecho, pero no me hace caso.

En otra tanda, Christine dice: Quiero tener un hijo. Tengo un problema médico y si no lo tengo en un par de años no podré nunca. Su compañera: ¿Y por qué no te relacionas con un hombre? Ella contesta: Porque no he conocido al adecuado.

En un momento pensó que el adecuado era su compañero, pero justo después de esa cita, se choca con la realidad. Sigue el consejo de la desconocida y justo después de que la dejara en coche, va a ver a un jefe que visitaba su cadena para llevarse talentos a una nueva. Este le dice que le gustaría, pero que los dos puestos disponibles eran para el compañero y una colega suya, la chica de los deportes. Descubre con asombro que los dos están liados, y se desenamora.

Cineterapia: La telebasura mata

Por todos estos golpes que la vida le daba a su personalidad bipolar, un día coge el revólver que había comprado y lo mete en su bolso dentro de sus marionetas, una rana y una naranja, que usaba con los niños del hospital. Va a la cadena, donde había pedido escribir su propio guión para presentar las noticias junto al hombre que le había decepcionado, y el resto, ya os lo he contado…

Un historia muy triste, que dió lugar a que su noticia diera la vuelta al mundo. Nunca nadie se suicidaría en directo en la televisión, y hasta la fecha el suceso no se ha repetido.

Cineterapia: La telebasura mata

Lo más parecido a eso en tiempos modernos, ha sido la muerte en directo a través de Facebook de un hombre que por cierto había sido acusado de abusos sexuales a menores. Nada que ver.

Network (1976)

Esta película va muy bien al hilo de este tema que hoy tratamos. Precisamente comienza con una premisa inspirada en Christine Chubbuck. Un presentador de informativos que anuncia delante de toda su audiencia su propio suicidio en antena. Su programa se cancelaba después de muchos años, por bajo índice de espectadores, y su vida dejaba de tener sentido.

Cineterapia: La telebasura mata

“La semana que viene, me suicidaré en directo”

Pronto descubrimos que tiene profundos problemas emocionales. Su mujer había muerto y no tenía hijos, ni a nadie. Su programa era lo único que le quedaba y si se lo quitaban, se sentía totalmente abandonado. Pronto iremos descubriendo en él una enfermedad mental bastante evidente, y cómo todos, lejos de ayudarle, quieren incluso aprovecharse de él para ganar audiencia.

Cineterapia: La telebasura mata

Los directivos de la cadena le reprochan su actitud y no le permiten regresar más, por lo que no podría cumplir su amenaza, pero termina suplicando que le dejen despedirse de todos como es debido después de tantos años, y acaba dando un discurso lleno de veneno para el sistema. Resulta que la audiencia reaccionó subiendo.

Cineterapia: La telebasura mata

Ese discurso enervado, llama la atención de una directiva interpretada por Faye Dunaway. Este personaje es uno de los ejes centrales de la película y ganó el Oscar como mejor actriz. Es una ejecutiva fría, que no duda en hacer lo que sea por conseguir más audencia. Que quieren violencia, les daremos violencia. No tiene el menor reparo en contactar con un grupo armado, el frente de liberación, que graba sus fechorías en vídeo, para proponerles hacer un programa de telerealidad. Tampoco le importa tener aventuras con otros directivos, si eso le abre las puertas a conseguir el control de un programa más.

Cineterapia: La telebasura mata

El caso es que esta mujer echa el ojo al enfermo y deprimido presentador que se había quedado sin programa después de tantos años y propone a su cadena un programa exagerando sus discursos. Noticias sensacionalistas, cotilleos varios e incluso una pitonisa que hiciera predicciones cada semana. Convierte el plató en una iglesia bastarda, y al enfermo mental en un predicador.

Cineterapia: La telebasura mata

Toda esa carnaza, hace que sea el programa de moda. Que el predicador dice que griten por la ventana “Estoy harto, y no puedo soportarlo más” , pues la gente lo hace. Cada uno por sus motivos, la crisis de los 70 daba para muchos. Que el predicador dice que los espectadores manden una carta a la Casa blanca para decir que están en contra de sus políticas, pues la gente reacciona mandándolas a millones. Todo es alucinante.

Pero llega un punto en que el programa comienza a suponer un problema. Se les ha ido de las manos. Había que terminar con él dando un último giro de tuerca. Es entonces cuando orquestan el primer asesinato en directo de la historia de la televisión. Echando mano del ejército de liberación.

Cineterapia: La telebasura mata

No os cuento más, porque quiero que la veáis. Es una película de diez, llena de grandes actores y cuya historia no ha quedado vieja en absoluto, a pesar de haber pasado más de cuarenta años, la película no puede ser más fresca en estos tiempos modernos de lucha por las audiencias, internet, youtube y estrellas efímeras de la telebasura.

Cineterapia: La telebasura mata

Hay muchos más ejemplos de películas sobre estos temas.

A bote pronto se me ocurren El Show de Truman, sobre un hombre al que le han robado la vida, convirtiéndolo en un espectáculo de 24 horas tipo Gran Hermano.

Cineterapia: La telebasura mata

También la genial serie Black mirror, y su primer capítulo, El himno nacional, donde un artista de la performance demuestra que todos somos unos morbosos y la tele nuestro instrumento, obligando al primer ministro de Inglaterra a fornicar con un cerdo en vivo y en directo para todo el mundo.

Cineterapia: La telebasura mata
Cineterapia: La telebasura mata

¿Y qué me decís de Holocausto Caníbal? ya lo hemos destripado por completo en este blog. Unos reporteros sin escrúpulos capaces de lo que sea para provocar a los indígenas y grabarlos para sus sensacionalistas reportajes.

Cineterapia: La telebasura mata

O de Perseguido, con Arnold Schwarzenegger en un programa donde se asedia a peligrosos asesinos hasta matarlos. Esta es una ochentera de ciencia ficción muy curiosa (también la he descubierto hace poco)

Cineterapia: La telebasura mata

Seguro que se os ocurren muchos más ejemplos de crueldad de los llamados masa media.

Pero en concreto estas dos películas que hemos desarrollado aquí, hablan de la muerte de alguien inducido por las audiencias de televisión. Sí, a veces la tele basura puede llegar a matar.

 

Anuncios

¿Y tú?, ¿qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s