Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Quizás esta no es sea la clase de cosas que uno vaya por ahí recomendando, pero espero que comprendáis el mensaje que os quiero transmitir: “Las películas prohibidas” no son más que tabúes que merece la pena superar, y vamos a hacer una cineterapia con esta, como ejemplo de que a veces algo bueno, pasa desapercibido por la mala fama.

Aclaremos cuatro cosas sobre Holocausto Caníbal:

  • Holocausto Caníbal no es ni una cuarta parte de lo asquerosa (en cuanto a gore) de lo que se nos ha contado. He visto cosas peores en películas recientes y muy comerciales, incluso en los telediarios (siendo estos realidad, que es peor) por lo que quitémonos ese prejuicio, y superemos este primer tabú.
  • Señores, aquí hay un argumento y unos personajes estereotipados muy divertidos de descubrir y con mucho más mensaje del que transmite la espantosa portada que se convirtió, por mérito del morbo y la censura más que nada, en la carátula más chocante y asquerosa de la historia del cine. Era un reclamo perfecto en cualquier videoclub de antaño.
  • Todo es una farsa, nada de lo que se ve es real. Parece mentira que haya que aclarar esto, pero lo gracioso es que hubo mucha gente y medios (como la revista Interviú en España) que la vendieron como un documental real, lo que supuso su estigmatización ante la sociedad.
Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Se prohibió en unos 36 países y el morbo de verla era tal que la gente cruzaba fronteras para acudir a las pocas salas donde la daban. En Italia se juzgó incluso a su director, que tuvo que demostrar que los actores seguían vivos, después de que habían firmado un contrato que los prohíbia vida pública y trabajar durante un año. Aunque, no sabemos si por la publicidad del morbo o porque ella no quiso, la actriz que protagonizaba la carátula nunca acudió a ninguna comparecencia.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.
  • El cuarto punto a aclarar es una rectificación del tercero. Hay una cosa real, el maltrato animal. Las escenas con animales son relaes, entre ellas las repugnantes con la tortuga, la más chocante. Esto es lo más terrible de esta película, sin duda. Que una panda de cabrones hicieran eso en pro del realismo te hace desear que alguna cabeza rodara de verdad en pro de la justicia animal. El director se defendió de una manera absurda, diciendo que todos esos animales eran para comer, y que de todas maneras los indígenas iban a matarlos.

Los antecedentes. El género Mondo.

¿De dónde vino la idea? Pues ni más ni menos que de la propia realidad, aunque magnificada y montada para provocar el máximo shock. Se había creado ya un nuevo género llamado “Género Mondo” dedicado a imágenes reales brutales y salvajes, tan impactante que se le denominó “Shockumentary”

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Pero lo que se vendía como realidad, no era tal. Se mezclaban imágenes reales provocadas por los documentalistas con otros teatrillos varios y sangre. Lo curioso es que se cogía mucho metraje de accidentes de tren o avión, o directamente de atrocidades de guerra.

El inicio del género fue Mondo Cane (1962) una especie de colección de imágenes por todo el mundo con extraños rituales, feroces actos de violencia y maltrato animal. Todo muy chocante. Exploraban el sexo y el morbo como entretenimiento, clubes nocturnos sórdidos y personajes pintorescos, como en Mondo Topless.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Pero en el año 66 se dió un giro al género, y se perdió el humor negro o disparatado, en pro de lo atroz de la realidad. Africa Addio (1966) se convertiría en la pieza más brutal, sobre las terribles guerras en África, cacerías de animales, hombres devorados, matanzas étnicas, ejecuciones militares… etc

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

El famoso director de Pink Flamingos, John Waters, jugó un poco con este género en alguna de sus pelis más Trash con la travesti, Divine, su icono. Mataban gallinas y hacían cosas asquerosas, como la famosa escena de la caca de perro, que se rodó por cierto en una sola toma y sin efectos especiales. Mondo Trasho (1969) no era estrictamente mondo, pero jugaba a serlo.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Desde entonces, el género es más gore y de mal gusto (más si cabe) y se acerca peligrosamente al snuff (a veces uno no sabe qué puede ser totalmente real y qué no) Actualmente son películas muy minoritarias para públicos muy concretos, muy desagradables para la mayoría.

Pero Holocausto Canibal no es una Mondo, sino un falso documental (mockumentary) que además encuadra un metraje encontrado. Una mezla única que no se había dado en la historia y que rompió los moldes también en cuanto a narración se trata.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Su influencia.

El tiempo pasó, y el director, Ruggero Deodato, había convertido su obra en una película de culto, con todo lo que ello conllevaba, criticas feroces incluídas. Pero los años la aparcaron en una esquina oscura de las estanterías, como una reliquia de los ochenta.

Pero desde el boom en los 2.000 del proyecto Bruja de Blair se ha vuelto la mirada a este clásico de la repulsión. El formato se ha puso tan de moda, que ya hoy nos parece aburrido y personalmete me tira bastante para atrás. Se ha abusado de él hasta la náusea.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Lo cierto es que aquel director, que había trabajado de asistente de dirección de Rossellini, con quien hizo seis películas, y que venía del mundo más exquisito del cine italiano de la época, creó algo especial que ha influído a directores como Oliver Stone o Tarantino, que reconocen su mano tras muchas de las escenas de sus películas.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

George Romero, el padre de los Zombies, sin embargo, nunca la reconoció, y negaba incluso haberla visto o haberse interesado en ella, cosa que hacía gracia a Ruggero Deodato, que encontraba similitudes en algunas cosas de las últimas películas de este.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Su argumento, sus frases con mensaje y sus escenas impactantes.

El primer minuto es toda una declaración de intenciones, exponer lo que nuestra sociedad considera qué es lo “civilizado”, y lo hace en boca de un reportero de televisión: (Cito textualmente sus frases del guión, luego volveremos sobre ellas y las analizaremos)

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

< El progreso tecnológico triunfa y lo que a principios de siglo parecían sueños imposibles, hoy han sido ampliamente superados. Hace aproximadamente 80 años no se volaba, hoy la llegada del primer hombre a la Luna es sólo un recuerdo. Durante el siglo XX la civilización ha avanzado más que en los milenios anteriores.

Y sin embargo no debemos olvidar que existen aún salvajes sobre la tierra. Hombres cuyo nivel social no ha pasado de la Edad de Piedra. Seres cuyo nivel moral se ha quedado en el instinto de la jugla. Seres primitivos que viven en un mundo hostil y despiadado donde aún rige la ley del más fuerte.

Para recordarnos esto, cuatro jóvenes reporteros viajaron para filmar un reportaje de gran interés. Para recordarnos que el progreso tecnológico no es la unica meta que existe frente a la humanidad. No puede existir una verdadera ciencia, sin una auténtica conciencia. >

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

El principio es francamente enganchante, la verdad, entretenido. Para empezar estamos viendo a través del televisor de una tienda de televisores (bucle de pantalla dentro de pantalla en nuestra pantalla) a este reportero dando la noticia de los chicos desaparecidos en la selva y de su trabajo allí. Es así cómo conocemos a los personajes.

Estos son un director de cine (que había hecho reportajes de guerra) y su ayudante y también prometida, acompañados de sus dos operadores. Los vemos antes de zarpar dando una entrevista a alguien que les pregunta cómo hacen algo tan aventurero y arriesgado, y si no tienen miedo. Inmediatamente nos caen mal por su actitud chulesca. No eran más que unos niñatos que se creían superiores a los exploradores que lo habían intentado antes muriendo en el camino.

< Esos eran distintos. Lo unico que tenian era valor, no eran personas preparadas como nostros. >

Madre mía, qué mala espina te dan… y qué mal caen…

De pronto parece que no sabes bien en qué país estás, los locales parecen mexicanos, luego te hablan de Mozambique !!!! (cuando comparan las expediciones anteriores)… ¿Pero esto no es Brasil y el Amazonas? En fin…

Para colmo, la expedición de rescate de estos chicos, organizada por la Universidad de Nueva York y la BBC, nada menos…. está capitaneada por un antropólogo que lo primero que hace es poner el pulgar hacia arriba cuando le enfoca la cámara, pareciendo totalmente ridículo, aunque pretenda ser serio. Este tipo de cosas son marca de la serie B o Z, que pretenden ser de todo menos serio.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Luego vemos a un grupo de militares disparando y aniquilando a unos indígenas. Son los encargados de proteger a la expedición de rescate, recibieron el encargo del gobierno.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

< Ustedes, los antropólogos y los misioneros tienen parecidas inquietudes. Si no hubiera rincones infernales como este, ustedes los inventarían. > dice el teniente.

Han tomado como rehenes a un grupo para que les guíen por la selva. El profesor llega y le explican algo sobre los prisioneros.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

< Fueron capturados cuando practicaban el canibalismo, aunque no son caníbales, lo que explica que en realidad era un ritual para espantar a los espíritus malignos de la selva, espíritus blancos. >

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Después de una larga caminata y de la primera escena de injustificado y repugnante maltrato animal (con una rata almizclera) la expedición presencia un ritual por adulterio, con un palo a modo de falo maldito violando a la mujer, tirada en el lodo y maltratada y abandonada por su marido. El castigo es considerado como un mandamiento divino para esa tribu.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Tienen que esconderse, no interferir, porque sería peor, y porque el indígena les llevará a su poblado cuando le sigan después.

Igualmente llamativo es el ritual para demostrar que vas en son de paz. Disparaban cervatanas a los pies del chico de la expedición, desnudo y llevando atado como a un perro a uno de los indígenas como moneda de cambio (por si encontraban a los reporteros perdidos) y luego le daban la espalda para indicar que no eran enemigos y para decir que les siguieran.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

< Tenía usted razón, no entiendo nada de la jungla > Dice el profesor confundido.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Allí son bien recibidos, les enseñan que su poblado fue arrasado por una tribu rival, que iba con los reporteros. Están por lo tanto en el buen camino.

Se topan con otra tribu que vive en los árboles, y se acercan a ellos después de hacer algo de amistad disparando y espantando a unos enemigos que les estaban aniquilando. Les dan un reloj de pulsera como pago por su favor, lo que les lleva a pensar que siguen en el buen camino y que los chicos no andaron lejos.

El profesor decide desnudarse y bañarse en el río para demostrar a los indígenas que no era una amenaza, y mostrarse desnudo y sin armas. Las mujeres se bañan con él, entendiendo primero el mesaje y mostrando curiosidad por aquel forastero, rubio y con bigote, nunca visto en su tribu:

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

< Porque así es la naturaleza humana una vez derribadas las barreras y arrojadas las armas >

Después contemplan con estupor que aquellas mujeres que le habían tocado curiosas corrían para implorar a su dios que les perdone por haber tocado a un demonio blanco, y en aquel extraño altar estaban los esqueletos de los reporteros, colgando de un árbol para ahuyentar todo lo malo que representaban para ellos.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

El profesor se propone entonces recuperar el material grabado por los chicos. De pronto los entendía, si ellos mataron a los reporteros debió ser por un motivo por el que los hombres de la tribu de los árboles entienden que se debe morir. Si fueran asesinos porque sí, o por cazar para comer, también le hubieran matado a ėl.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

< Son caníbales, pero qué quiere decir eso. Ellos se comen los cuerpos de sus enemigos, porque esa es su ley >

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Regalándoles la grabadora que llevaba, consiguió el material de los reporteros. De regreso a Nueva York, analizan las cintas, y empieza de nuevo la película.

Van a hacer un programa de televisión especial llamado: “El infierno verde” (como el título de la peli de Eli Roth que hacía remake de esta historia) y el profesor Monroe será el presentador. Pero no tienen tiempo para editar y montar bien las cintas, y no saben qué hay exactamente, aunque eso les da igual a los ejecutivos de la cadena, que quieren emitirlo todo ya, porque, según dice una de ellos:

< Es de actualidad ahora y el mes que viene ya estará pasado >

Ponen el material grabado y lo primero que ven son imágenes de conflictos internacionales en las que se muestra nuestra más absoluta brutalidad. Guerras, genocidios, refugiados, etc… Eran imágenes del director, que había grabado por todo el mundo, en lugares donde nadie se atrevería a grabar.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Después, el diario grabado de su expedición, su propia historia. No se deja de ver a unos niñatos haciendo vídeos como los que hacemos nosotros cuando vamos de vacaciones y cachondeo.

Pero el profesor Monroe investiga un poco sobre los chicos, hablando con sus familiares y amigos, y descubre que no eran precisamente buenos y puros, sino todo lo contrario. El director era un ser despreciable, sin escrúpulos. El padre sale diciendo: Mi hijo era un hijo de puta.

Pero aquí hay un misterio. Por qué los mataron, qué hicieron. siguen mirando las cintas. Ven una grabacion de como aquellos imbéciles capturan y matan a una tortuga, de nuevo una escena real y repulsiva de maltrato animal (lo auténticamente reporchable de esta película es no haber usado efectos para eso. Despreciables) por lo menos era para comérsela (al menos en la historia, aunque injustificable)

Los ven pasándolas canutas en la selva, con sus peligros, sus animales y su voracidad. El guía que llevaban muere por una viuda negra. Se encontraban solos. No dejaban de grabarlo todo, y se jugaban el tipo para captar las mejores escenas reales de caimanes y anacondas. El director no dudaba un segundo en ponerlos en peligro para obtener las mejores escenas, incluso a su novia.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Se encuentran con los indígenas, y Allan, el director, no iba a desperdiciar la oportunidad de grabarlos. Dispara a uno de ellos para que cojee hasta su poblado y les guíe, porque sano no le hubieran alcanzado jamás. Cruel y despiadado, no paraba de provocar para grabar sus reacciones. Incendian sus chozas para simular un ataque y obtener impactantes imágenes para su reportaje. Muchos mueren y todo queda destruido por su culpa. Para colmo, luego hasta fornican entre las cenizas del poblado, ante la mirada atónita y asustada de sus habitantes.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Con esa verdad escubierta, el profesor Monroe se pregunta si no habrían usado esos métodos en sus famosos reportajes de guerra y si debe contar toda la verdad al mundo sobre aquellos desalmados reporteros.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

La ejecutiva de la cadena que monta el programa para el profesor le intenta decir que no puede contar la verdad. No le parecía moral sacar rendimiento de esas imágenes y así se lo hace ver a su jefa.

El profesor les quiere enseñar lo más horrible de la grabaciones, para terminar de convencerlos. Ven como el equipo se acercó a la tribu de los árboles y cómo capturaron y violaron a una chiquilla que andaba por ahí observándolos.

Y llega la más famosa escena de esta película. La que daría la vuelta al mundo como la más asquerosa de la historia. Pero descubres como espectador que aquello no era para tanto, y que no era ni mucho menos lo más repugnante del film.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

La chica a la que habían violado había sido castigada empalada de aquella manera. Era el horrible castigo de su tribu por convertirse en impura. Eran sus salvajes costumbres, pero fueron los malvados extranjeros los responsables, los demonios blancos. Encima graban el cadáver sin el más mínimo remordimiento por haberlo provocado. Infame.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Y llegamos a su destino, la muerte brutal a manos de estos guerreros, sedientos de justicia. Son capturados, y mutilados. Uno es disparado por su compañero, para evitar que sufriera torturado. A uno le cortan el pene mediomuerto mientras que a la chica la violan en grupo y le cortan la cabeza. El malvado Allan, muere el último, dejando caer la cámara al suelo y terminando todo.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.
Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Los ejecutivos de la cadena se quedan horrorizados en la sala de visionado, y el Profesor Monroe sale del edificio satisfecho de no participar en la emisión de semejante porquería. Pero un cartel nos dice que finalmente fueron emitidas, y que el responsable recibió una multa de diez mil dólares y unos beneficios de más de doscientos cincuenta mil.

Así termina todo, criticando el negocio de la violencia y la brutalidad sensacionalista. Voraz, como la impactante historia que narra.

Copias y remakes

Al poco tiempo salieron películas a rebufo de la senda de Holocausto Caníbal. El terror selvático se puso de moda. Había películas anteriores que exploraban el tema del “monstruo de la selva”, desde el punto de vista de la Ciencia Ficción o Serie B, pero ningún antecedente demasiado conocido sobre el terror selvático al choque de culturas, es decir, a los indígenas, que lejos de ser inocentes y sumisos, eran beligerantes e imponían su ley. La cultura underground la convirtió en una peli de culto.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Por aquel entonces era muy común que las películas italianas copiaran a los grandes éxitos de Hollywood y también a los propios, es decir, se creaban películas paralelas, a veces muy interesantes, que incluso pretendían ser segundas partes. Pasó con las de zombies, con las de robocop, terminator… etc

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

En este caso, vamos a hablar de Canibal Feroz, de 1981, una versión italiana, no es un falso documental, pero todo se repite. La dirige Umberto Lenzi, con trayectoria de películas de aventuras como una versión de Sandokan o Fugitivos en la selva. Un director importante que había adaptado cómic, hecho terror y una película previa de caníbales, Comidos vivos, que incluso contaba con actores de Holocausto caníbal en el reparto, como el profesor.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Aunque en este caso se adereza el tema con una estudiante de doctorado de antropología que viaja a la selva acompañada por su hermano y una amiga. La amiga es un buen personaje, el punto descarado y sexual de las exploitation de la época. Liga desde el minuto uno, no dudando un momento en ofrecer sus encantos a un oficial bajito y nada atractivo a cambio tan solo de una buena ducha antes de meterse a la selva a buscar tribus caníbales. El caso es que la chica se lo pasa bien, pero no sabe dónde se mete.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

En su ruta en busca de caníbales, quieren demostrar que la antropofagia no existe, que es más un ritual de guerra o castigo de muerte que un acto para buscar alimento.

El malo, es un traficante con el que se encuentran. Un personaje cercano al cámara de Holocausto caníbal. Perverso, ambicioso y profundamente malo, se había aprovechado de los indígenas para enriquecerse con sus trapicheos. Aprovechó un momento en que los guerreros de la tribu estaban fuera, y en la aldea sólo quedaban los débiles.

El compañero del traficante era su contrapunto. Se arrepentía de lo que habían hecho, de las muertes y abusos. Estaba enfermo de fiebre y a punto de morir. Él confiesa a los turistas americanos lo que hicieron, y les aconseja irse antes de que vengan los guerreros.

El traficante y la amiga rubia americana pronto congenian. ¿Y por qué demonios de pronto ella se vuelve mala e intenta abusar y torturar un poco a unos pobres indígenas? Influenciada por un hombre al que le acababa de contar en la cama que había sido prostituta y él le dijo: Lo supe nada más verte. A esta chica no hay quien la entienda.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Y los guerreros llegan… y podeis imaginaros… Evidentemente, quieren imponer un castigo ejemplar. Volvemos a la escena de la amputación del pene. Y a una curiosa cárcel en forma de iglú subterráneo. Dardos envenenados… El gore aquí es marca italiana de la época. Y es bastante más asqueroso que en Holocausto caníbal. Osea que fijaos en qué se queda la leyenda de esta peli de culto y la idea de que es la más repugnante jamás rodada.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Pero quiero poner el foco en el final de Canibal Feroz. Lo interesante es que la antropóloga deja abandonado al malo de la historia, tirado en mitad de la selva. Ella no cuenta nada de la verdad, y gana su doctorado con la mentira de que sus amigos murieron en un accidente y que el canibalismo no existe.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.
Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Este final es el que inspira a Green Inferno (2013), la película de Eli Roth que ha pasado con más pena que gloria por las taquillas del mundo. Ha sido difícil de distribuir, y ha estado dos años en el cajón de la productora, no pudiėndose ver hasta finales de 2015. ¿Cómo puede ser? Eli Roth es un director muy seguido y la película es buena, tuvo una relativamente buena acogida en muchos festivales internacionales. Aunque tengo que reconocer que aporta poco, y que vistas sus dos predecesoras, vistas todas.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.
Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Pero la verdad, a mi me encantó. Mezclaba Holocausto caníbal (por su idea) y Caníbal Feroz (por su historia), siendo un homenaje a esta clase de cine que estuvo muy de moda en los setenta. Lo que pasa es que la de Eli Roth además habla desde el punto de vista moderno de las plataformas antisistema, ecologistas, revolucionarias, de las redes sociales, de internet y los videos virales… etc Y el final trae consigo una sorpresa muy interesante que te deja preguntandote si podría haber segunda parte.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

Conclusiones

La moraleja que podemos sacar de todas estas películas, es bastante clara. El choque de culturas puede resultar devastador si no se trata desde el respeto y la empatía. Todos estos personajes asesinados olvidaron tratar como a iguales a los indígenas, y ellos terminaron comiéndoselos como castigo por sus atrocidades.

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

¿Qué es más atroz, el crimen o el castigo?

Análisis del cine de caníbales. Cineterapia de terror selvático.

¿Quién es más salvaje aquí?

Cada sociedad vive enmarcada en unas normas regidas por unas leyes y no somos nadie para colonizar a nadie obligando a doblegarse en pro del mal llamado “progreso”

Este es el origen de muchas guerras. Considerar que lo diferente y avanzado es lo tuyo y que los demás son sólo bárbaros.

En este caso, unos vivían en harmonía con la selva y otros la destruían por su ambición. Deleznable y mortífero, mucho más que el más feroz de los caníbales.

Otra conclusión es la de la voracidad de los medios de comunicación. Su punto de vista desalmado y con el único fin de conseguir dinero. El sensacionalismo y la falsa moralidad. Holocausto caníbal termina con esta idea.

Pero lo más importante ocurrió en realidad, con su censura y la doble moral con la que se distribuyó todo. La campaña en su contra provocó una campaña en su favor. Esto es curioso y pocas veces se ha dado en el cine.

 

 

Anuncios

¿Y tú?, ¿qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s