Destripando “American Psycho”

Destripando

He visto por casualidad la película “American Psyco” y no he podido resistir la tentación de volver a “videarla” (como decía el prota de “La naranja mecánica”). Y es que esta historia para mí encierra un verdadero dilema, ¿era Patrick Bateman un psicópata o un psicótico? En efecto el propio título hace que te decantes por la primera opción, pero una vez que conoces el libro primero y la película después, uno tiene sus dudas. ¿Es esto real? ¿Aquellos crímenes se llegaron a producir o es todo el sueño de una mente enferma?

Por eso creo que esta es película es merecedora de “destriparse” y “spoilearse” por doquier en pro de la búsqueda de esta respuesta: ¿Quién era Patrick Bateman?

Destripando

¿Quién teme a Patrick Bateman?

Este elegante y guapo ejecutivo de Wall Street, cuyo padre posee una empresa de fusiones y adquisiciones, es un loco de la rutina. Se levanta temprano para poder ponerse hielo en la cara, hacer abdominales, asearse, echarse cremas, elegir ropa…etc Eso le lleva a tener un aspecto impecable, siempre a la moda, estilo Wall Street, donde nada importa más que la imagen.

Destripando

Cuando se levanta por la mañana y se mira al espejo siente que no es un ser humano, sino que simplemente parece uno, tiene carne, pelo y sangre, pero no tiene alma, y no siente nada más que avaricia y aversión, aversión por la gente imperfecta que le rodea. Por eso mata a vagabundos y prostitutas. Pero sobretodo es un narcisista, lo que hace que mate a su más perfecto rival, Paul Allen, un hombre al que empieza a considerarle más perfecto, más guapo, más elegante y con más clase que él. No soporta eso.

Igual que no sortaba la perfección de su tarjeta de visita, con un sutil color blanco y letras en relieve. Por cierto, ¿os habéis fijado en que en todas pone Vicepresidente?

Destripando

Un día se escapa con Paul a cenar en una cantina mariachi y le emborracha bien. Le lleva a su piso, pone su CD favorito y le sienta en un sofá cuidadosamente cubierto para no mancharlo todo. Después se pone un chubasquero para no salpicarse el traje, y le propina un hachazo en la cara. Así era Patrick, le gustaba jugar con sus víctimas, disfrutaba el momento. Después se lleva el cadáver a casa de su víctima, recoge cuatro cosas en una maleta y deja un mensaje en el contestador de Paul diciendo que se marcha de viaje a Londres, mientras imitaba estudiadamente su voz.

Destripando

Patrick tiene una novia (espectacularmente interpretada por Reese Witherspoon, quien yo creo que es la más divertida de la peli) A ella le interesa muy poco él, sólo es un novio trofeo, no tiene mayor interés que estar guapa, acudir a fiestas, tener un cerdito vietnamita en el regazo y comprar ropa. Él también la considera supletoria, pero no puede matarla, demasiado arriesgado. Más tarde la acabará dejando en un restaurante repleto de gente, con la correspondiente escenita de la ñoña y pija Reese.

Destripando

Uno de los puntos fuertes de American Psycho está en los monólogos interiores de su protagonista, intentando explicarse a sí mismo lo que siente dentro, una especie de transición, de cambio, lleno de odio. La mayoría de los psicópatas atraviesan esta fase antes de los 30 años. Suelen traspasar pequeñas fronteras hasta llegar al punto de la orgía de sangre.

Destripando

Orgía era la palabra clave para sus fantasías. Su obsesión por las películas de terror (claras y geniales referencias a “La Matanza de Texas”) y el porno (divertida la frase: “Tengo que devolver unos vídeos” un VHS, claro) se mezclaban en orgías con prostitutas a las que torturaba, o incluso mutilaba físicamente (impactante la escena de la percha, aunque insinúe más de lo que muestra).

Destripando

Pero sobretodo Patrick era un yuppie de finales de los ochenta, la era Reagan, el amor al dinero y el culto al Yo. ¿Quién teme a Patrick? Pues el propio Patrick, que sabía que se estaba convirtiendo en alguien letal, que su máscara de hombre normal empezaría a desmoronarse, dejando al aire su verdadero yo.

Destripando

Realidad o ficción. ¿Qué es este final?

Bueno, no me enrollo más, vamos directos al grano, ¿qué significa este final?

Destripando

Patrick, después de una noche de sangre y desenfreno por las calles de Nueva York, llega a casa muy nervioso. Ha matado a demasiada gente por el camino, ha ido por calles y edificios disparando con una pistola a todos lo que osaban mirarle, a los que podrían reconocerle. Mata a la mujer que intenta que no dispare al gato en el cajero, mata al policía que patrullaba la calle, al conserje del edificio donde se refugia para escapar, y al ayudante del conserje que pasaba por el pasillo con su carrito. Por no hablar del caos que había montado volando un coche de policía por los aires, y activando las alarmas de todos los vehículos que encontraba a su paso.

Pero toda esta matanza había comenzado tiempo atrás cuando mató por primera vez a aquel pobre vagabundo, y su perro, que le pidió dinero insinuándole que podía darle un servicio sexual. Ya está, era la última frontera (¿ó no? ¿habría matado a alguien antes?). De ahí al extremo. Pero la primera víctima significativa sería Paul, después acabó utilizando su nombre y su piso para cometer diferentes crímenes y esconder los cadáveres.

Al llegar por la noche a su casa, se siente agobiado, había cometido muchos errores, y decide confesar, a su abogado, el único que le defendería (a cambio de dinero claro). Sorprende las cosas que le dice, como si fuera un psicoterapeuta, y más en el contestador. Deja el mensaje y luego duerme como un niño, y se levanta por la mañana para seguir las mismas rutinas. A los culpables, les entra ese sentimiento de tranquilidad cuando lo han confesado todo y esperan su destino en la cárcel.

Pero su primera sorpresa es que al llegar al apartamento de Paul Allen, donde se pone una mascarilla para evitar el olor de los cadáveres podridos que había dejado allí, no encuentra nada como estaba. El apartamento había sido totalmente reformado, vaciado, limpiado y estaba recién pintado, listo para alquilársele a otro. Una mujer, la agente inmobiliario, detecta que viene buscando algo y le echa de ahí ¿estaba interesada en que nadie supiera lo que allí había pasado? Nadie alquilaría si no.

Destripando

Después llama a su secretaria, muy confundido, al borde del colapso. Esta le dice que le esperan para comer y se dirige a su cita con sus habituales compañeros, que están esperando en el restaurante mientras critican a sus amantes y beben combinados. Todo seguía igual, nadie había reparado en la clase de asesino que tenían delante.

De pronto ve a lo lejos a su abogado, quien tenía que haber escuchado el mensaje en el contestador, pero algo pasaba. Lo confundía con otra persona, un tal Phillis, y creía que el mensaje no era más que una broma pesada, porque él mismo había estado cenando con Paul Allen en Londres hacía unos días. Patrick pensaba que era algo imposible, porque él había matado a Paul y se había inventado el viaje a Londres para despistar.

Es entonces cuando comprueba que sus crímenes siguen impunes, que de nada ha servido confesar. El entorno de los yuppies de los ochenta era tan salvaje, que sus propias brutalidades quedaban escondidas en él. Nadie conoce a nadie, nadie recuerda realmente tu nombre, el que se confundieran era común, es una constante en toda la película. La única que se acercaba algo a conocer su mente fue su secretaria, sentada en su despacho cuando él no está, y leyendo su agenda personal, donde no hay nada escrito porque no se dedicaba a nada en el trabajo, y en donde pintaba sus retorcidos dibujitos.

¿O tal vez la única verdad de esos dibujos era que los asesinatos habían ocurrido en su mente? ¿fue todo real?

Dos versiones del final

Me he devanado los sesos buscando la verdadera respuesta, y he encontrado bastantes teorías interesantes sobre el final, que se dividen en dos grandes versiones, la que dice que fue real y la que dice que no fue real ninguno, o al menos no todos, de los asesinatos. La verdad es que son muy defendibles las dos. ¿Era un psicópata y todo fue real? ¿Era un psicótico y todo fue un delirio? A lo mejor hay incluso una mezcla de ambas.

Versión uno: Esto es todo un delirio

Esta es la que a priori todos empezamos a pensar. ¿Cómo podía ser que nadie fuera a detener a Patrick? Si fue dejando pistas por todos los lados, y sus asesinatos eran ruidosos, incluso salió persiguiendo a una de sus víctimas por los pasillos del bloque de pisos con un motosierra, y esta iba por todas las puertas golpeándolas y gritando ayuda ¿cómo podía ser que nadie escuchara nada?

Destripando

Pues sencillamente porque todo ocurría en su cabeza. El siguiente plano después de clavar el motosierra a la pobre prostituta que corría por las escaleras, es el de él mismo dibujando la escena en el mantelito del restaurante donde comía con su novia, que no paraba de tocarle las narices. Esto me lleva a pensar que todo fue un delirio. Además con toda la sangre que tuvo que dejar por todo el edificio ¿cómo podía ser que nadie preguntara ni viera nada?

El principal argumento que tienen los defensores de la tesis del psicótico, es la escena del cajero. Él ve las palabras “Aliméntame con un gato” escritas en la pantalla, lo que claramente es una alucinación, y la mujer a la que dispara, quizás estuviera en su cabeza.

También parece poco creíble que disparando con una simple pistola lanzara por los aires aquel coche de policía. Esto es tan increíble que él mismo se asombra, mirando el cañón alucinado por la potencia de su disparo.

Sus orgías con aquellas mujeres podrían haber sido contadas al espectador desde el punto de vista de la mente del asesino, retorciendo la realidad hasta lo más oscuro de su cerebro. Podría no haber tampoco matado a Paul, ni llevado su cadáver a ningún piso. Había un testigo que decía haber cenado con él, y el policía, Willem Daffoe, ya se había encontrado con otro que lo afirmaba, aunque comprobó que se confundía con otro.

Destripando

Es complicado pensar que Patrick manchara toda su casa matando a su víctima con un hacha y después lo sacara a la vista de todo el mundo en una bolsa de viaje altamente sospechosa. Despedazar a alguien debe ser de lo más sucio y difícil de limpiar que hay.

Destripando

Sus dibujos en la agenda podrían no ser más que reflejo de sus alucinaciones, lo único real de sus crímenes. Si esto es así, Patrick es un psicótico, un enfermo, y no un psicópata, una persona profundamente mala sin más.

Versión dos: Todo es real y perfectamente posible.

Esta es la tesis que más me gusta, porque es la que más juego da, criticando al sistema, a la gente superficial de Wall Street y la policía y su incapacidad para dar a basto en una de las ciudades con mas delitos callejeros del mundo.

Pudiera ser perfectamente que el inquilino de uno de los apartamentos de lujo de Nueva York bajara una gran bolsa de viaje de Gaultier con un cadáver desmembrado dentro sin que nadie sospeche ni se fije más allá. Su conserje no se da ni cuenta, y en la puerta se encuentra con un compañero suyo que sólo repara en lo bonita que es su bolsa y le pregunta la marca.

También puede ser que los inquilinos de aquellos pisos enormes, llenos de paredes insonorizadas para evitar el ruido de Nueva York, no escucharan a la prostituta correr y gritar por el pasillo. Aquellas casas eran perfectas para aislarse del mundo exterior. Y puede ser que él recogiera casi todo, sin dejar restos humanos. La pobre mujer de la limpieza no haría muchas preguntas si todo estaba más o menos bien, y ella terminaría el trabajo de borrar huellas.

Destripando

Hay un personaje que añade más preguntas, el inspector que investiga la desaparición de Paul. imagino que cuando descubrieron el piso de los horrores dejaron de investigar la desaparición de un hombre de Wall Street y comenzaron a perseguir a un asesino, dejando de lado la línea de investigación con Patrick Bateman.

En la novela hay un taxista que le reconoce como asesino cuando mira un retrato robot que la policía tenia, pero había gente que lo confundía con Paul, al fin y al cabo tenían casi el mismo corte de pelo y estilo, y la policía perseguiría a Paul y no a Patrick. A lo mejor se libraba, le confundirían. Además al hijo del dueño de una empresa de fusiones y adquisiciones de Wall Street jamás le investigarían por nada. El poder del dinero, ya sabéis.

¿Y qué pasaba con el piso? Pues que se registraría, encontrando indicios de que hizo las maletas para irse, ademas del mensaje en el contestador, y se recogería todo. La agencia inmobiliaria lo limpió todo en un tiempo récord para que nadie notara nada y pudiera alquilarse de nuevo. Por eso aquella mujer actuó de forma tan rara, porque sabía que Patrick sabía qué había ocurrido allí. El asunto tampoco trascendió a los medios, la policía no filtraría nada a la prensa, ni los vecinos, que no sabían nada por mucho que gritaran sus víctimas, ni mucho menos la empresa responsable de gestionar el edificio.

Destripando

¿Y qué pasaba con el abogado y la confesión que Patrick le deja en el contestador? El abogado le confunde, no le reconoce como Patrick, y a lo mejor le pasaba lo mismo con Paul. Seguro que tiene cientos de clientes y conocidos de refilón a los que no terminaba de poner cara. Si nos queremos meter en teorías más interesantes, aquel abogado podría incluso querer decir que cenó con Paul en Londres para tener una coartada para alguno de sus asuntos turbios, evasiones fiscales o delitos profesionales y personales, a lo mejor él también le dijo a alguien que se iba a Londres y la mentira le servía como anillo al dedo.

Si mezclamos todo esto con una crítica feroz a la era Reagan, una de las más oscuras y a la vez gloriosas de Estados Unidos, y a la superficialidad de los ricos de Nueva York y los yuppies de finales de los ochenta, solo preocupados de su imagen y de cenar en el restaurante de moda, tendremos el caldo de cultivo perfecto para que estos asesinatos queden tapados por el frenético ritmo de vida del mundo financiero de finales del siglo XX.

Destripando

Personalmente esta es la teoría que más me gusta, la que tiene más jugo y la que interpreto que era la intención del escritor al imaginar a su personaje, ordenado hasta la náusea, neurótico, narcisista, mentiroso y manipulador, características todas ellas de un buen psicópata, como reza el título de la novela.

Destripando

El éxito de la novela de Bret Easton Ellis

Se le ha descrito como uno de los mayores representantes de la Generación X y es admirado y odiado a partes iguales, pero lo cierto es que a nadie dejó indiferente con esta novela, publicada en 1991. La película se queda corta con respecto al libro, mucho más oscuro y explícito.

Por ejemplo, en la película, la escena con las dos prostitutas se queda muy corta y simplemente se insunúa mostrando cómo abre un cajón y aparecen todo tipo de utensilios como bisturís y pequeñas cuchillas, entre los que hay una percha. La escena acaba ahí, pero en el libro él hace todo tipo de juegos sexuales con esa afilada percha, violando a las mujeres con ella y desgarrándoles la vagina. Incluso llegó a graparlas para evitar que se desangraran, después se marcharon de su casa medio muertas y con un pequeño fajo de billetes.

En otra escena de la película se le muestra marchándose a casa con una modelo rubia, para seguidamente salir en un plano en su despacho oliendo un mechón de pelo amarillo cortado en un ramillete. En el libro llega a meter una rata en la vagina de una mujer. También es necrófilo y necrófago, y eso en la película sólo sale de refilón en su confesión final telefónica.

Todas estos controvertidos temas echaron gasolina al fuego contra el escritor, que no obstante pasó a ser superconocido. 10 años después salió al mercado esta película, después de que un estudio de cine se interesara en producirla. Llegó a interesarle incluso a Oliver Stone, quien quiso dirigirla, y a Leonardo Dicaprio, que quiso protragonizarla, pero acabaron recortando el presupuesto ante el miedo a la falta de éxito y acabó en las manos de una hasta entonces desconocida directora, y protagonizada por un actor que comenzaba su carrera, Christian Bale, desconocido al gran público.

Toda esta polémica, el éxito en taquilla y el impacto de la historia, han convertido a American Psycho en una película de culto. Le ha salido una secuela, bastante infame, y un musical en Broadway y Londres que triunfaron por estar basados en la exitosa película.

Totalmente recomendable y un clásico que mejora con el tiempo. Hay que verla más de una vez para destriparla mejor.

 

Anuncios

21 Respuestas a “Destripando “American Psycho”

  1. No entendí de, todo el final de la escena con las dos prostitutas… ¿Qué ocurre con la percha?

    • Hola Sierra,

      Pues imagínate lo que hace… Todo tipo de jueguecitos sexuales que les debe provocar desgarros y cosas muy desagradables a esas pobres mujeres. Recuerda que una le dice, cuando le ve por segunda vez, que necesitó ir al hospital y seguramente necesite cirugía.

      Creo que en la novela lo detalla más, aunque yo no la he leído, a ver si alguien que sí lo haya hecho nos deja un comentario explicándolo mejor.

      Muchas gracias por comentar,

      Saludos !

  2. No he visto la película, solo he leído la novela. Pero me quedo con la versión del Psicótico. Sobre todo por la escena del taxista: realmente le está robando un “ser inferior” para él, lo que le avergüenza enormemente. La única forma que tiene de superarlo es introducir la escena en su delirio global (contándolo en tercera persona, por cierto), conectándolo con el episodio más fantasioso y que mejor delata que todo es un delirio: la de la persecución en la que supuestamente se carga a media Nueva York y se va de rositas. Solo la teoría del psicótico explica el 100 % de la novela, la del psicópata deja demasiadas lagunas, dejando la verosimilitud de la historia en manos de golpes de suerte recurrentes.

  3. Ademas en la segunda versión tu dices que el policia va a investigar la casa y se encuentra todos los cuerpos lo cual da por asesino a Paul y se dan cuenta de su mensaje en el contestador y la ropa desaparecida por lo cual se puede haber ido a londres y así limpian el piso por completo, pero durante la pelicula, el policia habia entrado en la vivienda antes de que Patrick almacenara alli los cadaveres, desde la primera entrevista con el policia el ya dice que habian entrado y habian visto que faltaba ropa y el mensaje del contestador. Que despues de eso aparezcan los cuerpos en ese piso es muy raro

  4. ME gustado mucho el articulo. Mi teoria era que pensaron que ALLAN era un asesino, limpiaron todas las pruebas y este chiflado de la cabeza libró todo el marrron

    PEliculon!!

  5. Pues, fijate yo me quedaría con la primera explicación, mira si te fijas en la película hay muchas escenas en las que Patrick introduce diálogo abierto con sinceridad excesiva o comentarios fuera de lugar, como a la camarera, pero solo parece escucharse el mismo. Es como si imaginase que dice lo que realmente piensa. Yo creo que es un psicótico, y como dices tú, lo del cajero, o el abogado que cena con Allen en Londres es una evidencia clarisima. Si a esto sumas los momentos de confusion, los sudores mmm no se… .desde luego una pelicula muy interesante..

    • Lo que pone ahí es que “pretendían” hacer parecer que era un asesino, otra cosa muy diferente es lo que hicieron, por mucho que pretendas hacer algo, si solo lo pretendes puedes acabar no haciendolo, es que está muy claro que es lo contrario si es que se ve en la escena cuando dispara y él mismo mira la pistola, cuando lo del cajero y el gato y cuando dicen que paul realmente esta vivo, por no decir lo de los dibujos del final vaya, conclusión, pretendían que fuera un asesino y lo que consiguieron fue hacerlo parecer un psicótico.

  6. Una observacion interesante al finalizar la pelicula bateman no tiene bebida en la mesa y luego cuando su compañero dice que hubieran ordenado whisky en lugar de cerveza de pronto aparece la bebida en la mano de bateman ademas que el mismo hace la confension de que nada tiene sentido me parece que desde el punto de vista de la pelicula son alucinaciones

  7. Los asesinatos de Pat Bateman son reales, la segunda opción es la más acertada si nos basamos en el libro. El autor pretende expresar la deshumanización y durante toda la novela confunden a Pat constantemente con otras personas, se confunden entre ellos sin parar ¿No es ese tal y cual? No, es tal y cual. Le llaman Davis, Marcus, Phil, confunden marcas de ropa con restaurantes, con nombres de tías buenas, confunden famosos, nadie conoce a nadie en realidad. A nadie le importa nadie. Se pasa la mayor parte del libro diciéndole a todo el mundo que es un psicópata y un asesino y nadie le escucha, nadie escucha a nadie, a nadie le importa. Siguen líneas de conversación superficiales y estúpidas que carecen de sentido. Si has disfrutado de la película te recomiendo encarecidamente que leas el libro. Te dejará un regusto amargo y deprimente, pero merecerá la pena.

  8. Me gustó bastante tu nota, debo decir. Sin embargo, aunque todos los asesinatos estuvieran en la mente de Bateman, igualmente sería un psicópata, puesto que un “psicópata” no necesariamente “actúa”.

  9. Buenisimo, te felicito por la reflexion que has hecho y si me dejas añado un par de cosas, una a cada teoria:
    En el caso de que es un psicotico y nada de lo que ocurre es real; en la escena en la que saca el cadaver de Paul en una bolsa deja un considerable rastro de sangre
    Por el contrario en la que es un psicópata, cuando el abogado dice que ha estado cenando con Paul en londres puede ser por un lado que le confundiese con otro cliente, algo muy razonable; pero discrepo con que dijese eso para crearse el una propia cuartada ya que no puede tener una historia tan profunda y rebuscada un personaje tan insignificante como ese. Yo creo que es una crítica a toda la vida que lleva la gente de Wall Street ya que nadie trabaja, si bien Patrick es expuesto como alguien que es su despacho su actividad se reducía a escuchar música y dibujar sus crímenes en su agenda, es probable que el abogado sea un símil ya que al codearse con la alta sociedad no tiene que mover un dedo y vive de lo que mensualmente le paga esa gente (se puede considerar apoyandose en que no se sabe ni el nombre de sus clientes porque literalmente no da palo al agua) y se agobia tanto cuando Patrick le cuenta el lio en el que está que decide inventarse que ceno con Paul hace tiempo para no meterse en ningun problema ya que el vive muy bien sin hacer nada entre la alta sociedad

  10. Creo que un punto clave es cuando va a la lavandería, ¿Era sangre lo que había en las sabanas y por eso no se las querían aceptar? Seria excelente que algún conocedor de mandarín tradujera la escena del la lavandería ya que en el libro no aparece nada textual solo hace referencia a que no entendía lo que decían, Otro enigma que me carcome son las tarjetas de presentación, todas ponen vice-presidente y el mismo numero de teléfono

  11. Excelente artículo. Me agrada poder encontrar en internet personas que se dediquen a analizar películas como esta.

¿Y tú?, ¿qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s