Guerra Mundial Z

Guerra Mundial Z

Guerra Mundial Z era uno de los estrenos que más esperaba este verano, y ha resultado ser una auténtica decepción. Para un fan del género zombie, como yo, casi es un insulto que hagan una película de estas en la que no se coman a nadie ni salpique la sangre a la cámara. La brutalidad es lo que buscamos, en general, los fans de la creación de George Romero.

Guerra Mundial Z

Tampoco queremos brutalidad desnuda, sino siempre aderezada con humor negro, amor, acción y algo de drama, aunque la mezcla es complicada de hacer. Pero esta película no es más que un subproducto comercial y lleno de efectos que han costado una pasta, cuando he visto mil con mucho menos presupuesto que tratan el tema con mucha más satisfacción. Buenos efectos especiales, espectaculares escenas de las ciudades arrasadas por estos seres feroces que se desplazan en masa como una jauría, pero poca sangre, por no decir ninguna.

Guerra Mundial Z

Resulta que el productor de la cinta no es otro que el propio protagonista, Brad Pitt, y ha querido meterse en el bolsillo a todos los sectores haciendo una para todos los públicos que no te deja ni ver un zombie, sólo olerlo, y de lejos, en la oscuridad ó con una bruma negra, o bien en una muchedumbre enfurecida de la que sólo se distingue el polvo que arrastra. Un fiasco total.

Guerra Mundial Z

El caso es que quizás se haya promocionado mal, quiero decir, se ha vendido como una película de terror-acción cuando evidentemente no es más que de acción, pura y dura (y muy soft, como las de superhéroes hechos para sacar pasta vendiendo merchandasing a los niños), utilizando a los monstruos como en una especie de “Resident Evil” pero más realista, y ligada al mundo de hoy, sin sangre, sin ofensas, ni carne pútrida, sólo unas venas verdes ó azules y cara de perro rabioso.

Guerra Mundial Z

Estoy harto de esta clase de timos, estoy harto de esperar algo con lo que al final no me encuentro, pero eso es habitual en los fans del terror, el género más denostado del siglo pasado y, por lo que se ve, de este. Es mucho más fácil simplemente entretener a la gente que asustarla de verdad, y mucho más rentable hacerla llorar que reír. Por eso todo se tiñe siempre con drama absurdo, conflictos morales irreales y familias unidas.

Guerra Mundial Z

La trama está más que repetida. Un militar retirado y su familia luchan contra una epidemia mundial que convierte a la gente en una especie de animales hambrientos de carne humana. Huyen, huyen, vuelven a huir, el marido vuelve a prestar su ayuda al ejército para encontrar una cura y al final todo acaba como para hacer una segunda parte. Por cierto que el final fue cambiado para satisfacer al productor-protagonista, que tenía muy claro qué tipo de basura comercial quería hacer para sacar el máximo beneficio.

Guerra Mundial Z

Muy mal Señor Pitt, por su culpa tenemos otra película de zombies que se queda muy corta. Gracias Brad.

Guerra Mundial Z
Anuncios

¿Y tú?, ¿qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s